¿Cómo se realiza la limpieza y el mantenimiento de los pavimentos de hormigón?

 In Blog

Los adoquines son un tipo de producto muy utilizado en espacios como calzadas, garajes,jardines o patios. Se caracterizan por tener una alta resistencia y soportar, perfectamente, tráfico rodado y diferentes condiciones climatológicas. Además, los adoquines de hormigón tienen un mantenimiento de bajo coste y su instalación es un procedimiento sencillo de realizar.

Sin embargo, como toda superficie sufren las agresiones de uso uso continuado, en forma de manchas, suciedad, residuos, etc. Veamos algunas soluciones para realizar su limpieza y, también mantenimiento.

Tipos de manchas que pueden aparecer en adoquines de hormigón

Antes de limpiar el adoquín instalado, es necesario analizar el tipo de manchas que puede existir sobre ellos para aplicar el producto específico adecuado. Es importante tener en cuenta que no todos los productos disponibles en el mercado son válidos porque podrían dañar la vegetación y la hierba, como por ejemplo los ácidos. Es por ello que se debe prestar especial atención en su selección.

Tipos de manchas más comunes

A continuación se exponen los tipos de manchas más comunes y su proceso de limpieza adecuado:

  • Si se adhieren chicles es conveniente raspar para eliminar la mayor parte de la mancha y frotar con alcohol desnaturalizado. Terminar el proceso con agua caliente y detergente conseguirá resultados perfectos.
  • En el caso de las manchas de arcilla se debe actuar de la misma forma que con los chicles.
  • Si se detectan manchas de tabaco, hojas será recomendable aplicar blanqueadores y frotar con cepillos rígidos de cerdas.
  • En algunas ocasiones, las manchas de mortero son inevitables al realizar la instalación del pavimento. En este caso, conviene quitar las manchas endurecidas con una paleta de forma cuidadosa.
  • Si se vierte algún tipo de grasa o aceite es necesario secar el exceso derramado con un trapo y rociar aceite absorbente para cubrir toda la superficie. También se pueden utilizar productos como talco. Habrá que dejarlo actuar durante un día y acto seguido barrer para eliminar los productos añadidos.

Pintura, restos de neumáticos…

  • La pintura es un tipo de mancha que suele aparecer con mucha frecuencia, por ser un material muy utilizado para acondicionar las paredes. Si cae sobre el pavimento hormigonado se deberá limpiar inmediatamente con paños. Si se deja secar, la pintura se podría expandir por parte de la superficie aumentando el trabajo para limpiar la mancha. Cuando la pintura esté compuesta por látex, será preciso remojar la mancha y frotar la superficie con agua caliente, polvos para quitar manchas y un cepillo.. Para el resto de pinturas, la opción adecuada es dejarla secar y a continuación raspar para eliminar el producto. Posteriormente, aplicar un disolvente dejándolo actuar entre 20 y 30 minutos. A continuación se deberá frotar para eliminar. Repetir este proceso cuantas veces sean necesarias hasta su eliminación total.
  • Para las manchas de neumáticos se debe frotar la zona manchada con agua, detergente y algún producto especial quitamanchas.
  • En caso de manchas comunes de sangre, alimentos es conveniente actuar rápidamente para no dejar secar las manchas. Aplicar un detergente líquido y dejar actuar de 20 a 30 minutos para proceder a frotar y retirar con agua caliente. Esta técnica conseguirá dejar el pavimento sin manchas.

Limpieza de adoquines de hormigón

Una vez que se ha procedido a la eliminación de las manchas en los adoquines, se procederá a una limpieza total de la superficie. Se recalca que limpiar el suelo de hormigón es bastante sencillo.

Primero habrá que barrer toda la superficie para retirar la suciedad acumulada e, incluso, vegetación muerta, en el caso de terrazas o jardines. En las zonas exteriores se aconseja pulverizar un poco de agua antes de barrer para evitar que el polvo cause molestias.

Escoger jabones con pH neutro es la opción adecuada para evitar el deterioro de las baldosa. La forma más sencilla de limpieza es mezclar este producto neutro con agua y fregar toda la superficie de los adoquines cada dos o tres días.

Un detalle muy importante a tener en cuenta es que nunca se deben utilizar detergentes en polvo o detergentes líquidos que contengan hipoclorito de sodio o ácidos como el nítrico, oxálico o muriático. Estos son capaces de dañar la superficie del adoquín, haciendole perder sus propiedades.

El mantenimiento de las superficies adoquinadas

Repetimos, el adoquín de hormigón es un producto con muchas ventajas, bajo coste y mantenimiento, una solución duradera y de garantías. Lo cual no quiere decir que no necesite de un mantenimiento periódico. Por ejemplo, es importante vigilar que la junta de los adoquines siempre esté llena de arena. Que el adoquín no se haya hundido en el pavimento, eliminar rastros de maleza en las juntas. Debe protegerse el adoquín aplicando sobre ellos hidrófugos especiales para superficies cerámicas al menos cada 4 años, con el fin de mantener las ventajas de disminución en la absorción de agua.

Si tienes cualquier duda acerca de adoquines y pavimentos decorativos, en Prefabricados de la Jara podemos ayudarte, en base a nuestra experiencia de más de 100 años en los prefabricados y más de 25 años dedicados a los adoquines de hormigón.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Prefabricados de la Jara | Adoquines de hormigón Madrid | Tipos de aparejo en pavimentosLa inercia térmica del hormigón