¿Qué es el acabado granallado en adoquines de hormigón?

 In Blog

Los adoquines pueden recibir diferentes tipos de acabados. El objetivo es conferir a este elemento arquitectónico unas cualidades u otras. Uno de estos es el granallado, el cual modifica la superficie de la pieza para hacerla más rugosa. Merece la pena que conozcamos este tipo específico de acabado. Sigue leyendo, desde Prefabricados La Jara te contamos más sobre el granallado.

¿Que es el granallado?

Esta técnica también recibe el nombre de arenado o chorreado abrasivo. Consiste en la aplicación de un fluido a alta presión sobre una superficie. Sea agua o aire, se añaden partículas de arena, metálicas o de otros materiales para conseguir un efecto de abrasión sobre la pieza a tratar. Se utiliza con diferentes finalidades según los intereses que tengamos.

Una de ellas es la eliminación de capas superficiales de material para dar una forma lisa o rugosa. También es ideal para limpieza de algunas superficies, ya que eliminará cualquier capa de material que no sea suficientemente resistente. Además, ofrece una retirada total frente a otros tipos de acabados que no logran actuar tan a fondo como el granallado.

Esta técnica se aplica de diferentes maneras, las cuales se ajustan al material a tratar y ofrecen unos resultados u otros. Así, nos encontramos con el granallado húmedo abrasivo, el cual recurre al uso de partículas de plástico y metal en una corriente de agua caliente con jabón. El granallado con vidrio, por su parte, es ideal para no dañar la superficie original de un material, y el de rueda utiliza la fuerza centrífuga para empujar un medio abrasivo.

Sea cual sea el que utilicemos, conseguimos eliminar capas que no nos interesan o que pueden afectar de forma negativa a la pieza sobre la que aparecen dispuestos.

¿Con que objetivo se utiliza el granallado en adoquines?

El granallado es un acabado ideal para otorgar un aire rústico a los adoquines y otras piezas.

Una de las ventajas que ofrece es la posibilidad de limpiar la superficie sin dañar la pieza en cuestión. Esto permite retirar cualquier material adherido, así como eliminar buena parte de la suciedad que se va acumulando con el paso de los años. Así, le devolvemos el color a los adoquines de una calle, con lo que recuperan parte de su encanto y atractivo perdido tras décadas de uso intensivo.

Junto a esto, también es posible darle un acabado rugoso que evite que las personas resbalen. Una situación como esta llega a ser problemática en las regiones donde más llueve, ya que los viandantes tendrán serios problemas para utilizar una calle adoquinada. Con un simple granallado, conseguimos una superficie que ofrece un buen agarre y que no acumula un exceso de agua en su superficie.

Otras ventajas de este acabado

Por descontado, este es un tipo de acabado muy versátil y que podemos aplicar sobre diferentes tipos de material. Uno de ellos es el hormigón, pero utilizando la técnica adecuada y el abrasivo acertado conseguimos unos resultados óptimos en diferentes tipos de material, como es el caso de la piedra.

Su aplicación es rápida, lo que permite una producción de adoquines a gran escala y abaratar los costes en grado sumo. Así, logramos dar este acabado a un número alto de adoquines, los cuales estarán listos para su instalación en el menor tiempo posible. Otros acabados no logran estos resultados con la misma calidad y velocidad.

En definitiva, el granallado de adoquines permite limpiarlos y darles un acabado rugoso que evite resbalones, y otorga a las piezas un aire rústico. Su sencilla aplicación y la velocidad de la técnica de abrasión permiten unos resultados de alta calidad en muy poco tiempo. Así, conseguimos tener listo un amplio volumen de adoquines, en perfecto estado y listos para su instalación en cualquier lugar. Gracias al granallado, conseguimos unos resultados únicos.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

8 características clave del hormigónAdoquines para garajes | Adoquines de hormigón