¿Qué forma debe tener la superficie adoquinada?

 In Blog

Aunque no presenta una gran complejidad, la superficie que va a pavimentarse con adoquines tiene que reunir algunas condiciones para que funcione correctamente. Se trata de pequeños detalles muy fáciles de conseguir pero que necesitan ser tenidos en cuenta, primero a la hora del diseño y posteriormente durante la ejecución de las obras.

Desde Prefabricados La Jara y en base a nuestra experiencia de más de 25 años en la fabricación, distribución, comercialización y venta de adoquines decorativos para pavimentos en Albacete y Madrid, queremos explicarte algo más acerca de cómo adoquinar una superficie.

Base del adoquinado

Es imprescindible que forme perímetros abovedados con una pendiente mínima del 1 % y preferiblemente del 2 %. Hay dos razones importantes para ello. La primera estriba en facilitar el drenaje y la escorrentía de las aguas de lluvia que deben ser dirigidas hacia los bordillos y desde ellos conducidas a los imbornales. De otro modo, el agua se embalsará en las capas y subcapas de la base debilitándola.

La segunda razón es que los adoquines de hormigón trabajan estructuralmente como arcos adovelados para lo que necesitan adoptar esa sección en la calle.

La importancia de las cargas

El espesor de la base debe calcularse de acuerdo con las cargas estimadas que se van a producir. Estas cargas, generalmente provenientes del tráfico, se clasifican según su magnitud e intensidad. Lógicamente, las cargas derivadas del paso de camiones pesados poco tienen que ver con las de vehículos ligeros. A pesar de ello, en la mayoría de los casos es necesario prever el paso de camiones para tener en cuenta los vehículos de extinción de incendios.

Sin embargo, las cargas que transmitirán estos vehículos, además de limitarse a ciertos carriles o recorridos, tendrán una intensidad de tráfico muy reducida.

De la combinación de ambos factores, magnitud de las cargas previstas e intensidad de las mismas, obtendremos los espesores de las diferentes capas de la base.

El cálculo de las cargas estáticas también influirá en el espesor de los adoquines. Estos trabajan de dos maneras simultáneas. Por una parte, a través de su superficie bien asentada en la base transmiten una pequeña parte de los esfuerzos al suelo. Por otra, como dovelas de un arco a compresión, transmiten la mayor parte de los esfuerzos hacia los laterales.

Para las cargas dinámicas, las que origina el tráfico en el sentido de su marcha y no solo como consecuencia directa de su peso, las líneas de adoquines se apoyan en las siguientes por sus caras laterales, lo que también requiere de un espesor suficiente para ello.

El contorno de los pavimentos

Las superficies adoquinadas deben formar perímetros confinados por un bordillo o pieza suficientemente resistente como para recibir los esfuerzos que se le van a transmitir. Los arcos formados por adoquines que, como las dovelas, apenas necesitan argamasa. Se disponen prácticamente sueltos, cargan sobre las rigolas y bordillos a modo de estribos que necesitarán una resistencia adecuada.

Ello lleva a la necesidad de limitar las superficies pavimentadas en recuadros que coincidirán con el ancho de la calle si esta no es muy ancha. En estos casos, bastan los acerados como laterales rígidos sin que sean necesarios otros límites en sentido perpendicular. Estaríamos hablando de una bóveda de cañón muy rebajada.

Si la calle fuera muy ancha, se hará necesario disponer de varios carriles o bóvedas con sus correspondientes estribos. Pero para el caso de plazas, será necesario disponer de otras líneas de apoyo formando recuadros en los que los adoquines conformen cúpulas.

Estas líneas pueden aprovecharse para colocar adoquines decorativos y formar parte de los alcorques. También pueden diseñarse para que acompañen al resto del mobiliario urbano. Lo importante es que seamos conscientes de que las cargas han de transmitirse a esos perímetros.

Los pavimentos de adoquines son elementos de gran valor estético. Elevada resistencia y bajo coste de mantenimiento si a la hora de diseñarlos se tienen en cuenta estos pequeños detalles.

Prefabricados La Jara, adoquines decorativos para pavimentos de alta resistencia y calidad

En Prefabricados La Jara somos especialistas en colocación de adoquines. Nuestros adoquines de hormigón para Madrid y Albacete son piezas decorativas para pavimentos de de alta resistencia final. Fabricados bajo una presión extrema y vibraciones de alta frecuencia.

Consulta toda la gama de adoquines para pavimentos que te ofrecemos desde Prefabricados La Jara. Diferentes modelos y diseños que se ajusten a tus gustos y necesidades.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Colocación de adoquines | Prefabricados de La Jara | Adoquines en Albacete y MadridAdoquinado | Adoquín Uni San Antonio Requena