La retirada de adoquines de hormigón de los pavimentos

 In Blog

Una de las principales ventajas de pavimentar superficies urbanas con nuestros adoquines de hormigón es que el proceso para llevar a cabo la reparación o el mantenimiento de servicios situados en el subsuelo se simplifica de manera considerable. Esto se debe a que resulta bastante cómodo y sencillo proceder a la retirada de estos prefabricados de la zona en la que se van a llevar a cabo los trabajos correspondientes.

Lo más interesante es que, una vez finalizada la intervención de retirada del pavimento, podemos reutilizar estos bloques sin que, en ningún caso, se vea afectada la estética. No quedará ningún parche, a diferencia de lo que suele suceder cuando empleamos otros materiales para la pavimentación de zonas urbanas. Sí es cierto que el procedimiento para quitar estos adoquines en pavimentos requiere que tengamos en cuenta algunos detalles. Desde Prefabricados La Jara te contamos algunas particularidades de este proceso.

Ventajas de los adoquines de hormigón a la hora de su retirada

Para empezar, cuando estos bloques de hormigón han estado sometidos durante mucho tiempo al desgaste del tráfico rodado, lo normal es que se queden pegados unos con otros. Por este motivo, debemos tener mucho cuidado al retirar las primeras piezas para evitar que se rompan. El método para conseguirlo lo explicamos a continuación, paso a paso.

Retirada de arena

En el momento de levantar el primer adoquín, hemos de retirar toda la cantidad de arena que sea posible para, acto seguido, poder extraerlo usando una palanca o las herramientas adecuadas.

Aprovechar las hendiduras para la retirada de cada adoquín

Una vez que hemos sacado el primer bloque quedará una hendidura que nos permitirá trabajar con mayor comodidad y seguridad. Lo siguiente será ir quitando los demás adoquines con mucho cuidado, utilizando una pata de cabra.

Definir filas a quitar

Hay que continuar con esta operación hasta que hayamos descubierto toda la zona en la que se va a practicar la correspondiente intervención. Lo recomendable es quitar, al menos, dos filas de adoquines más de la superficie que vayamos a excavar.

Cómo romper la trabazón

Para romper la trabazón que se suele producir entre estas piezas, una buena solución es pasar un plato vibrador sobre su superficie.

Limpieza

Debemos limpiar los bloques que hayamos extraído con un cepillo de alambre y apilarlos cuidadosamente a un lado de la zanja. Así los tendremos preparados para su posterior recolocación.

Retirada de la capa de arena restante

Por último, retiraremos la capa de arena restante y continuaremos con el proceso habitual de excavación para llegar hasta la zona del subsuelo en la que tengamos que llevar a cabo las mencionadas operaciones de reparación o mantenimiento de servicios (tuberías, cableado…).

Otras alternativas para la retirada de adoquines

Otra alternativa más rudimentaria que tenemos para levantar estos adoquines en pavimentos es romper los dos o tres primeros para abrir el hueco necesario y así poder continuar con facilidad. El inconveniente que se nos presenta en este caso, es que hemos de poder sustituir esos bloques que hemos roto por otros nuevos, que sean exactamente del mismo estilo y diseño.

Una vez que hayamos completado las tareas de mantenimiento o reparación de los servicios enterrados y hayamos rehabilitado las capas inferiores del firme, comenzaremos a ir recolocando los adoquines en la zona afectada. Un proceso que tampoco entraña dificultad alguna, si bien es cierto que no debemos pasar por alto algunos aspectos importantes.

Por ejemplo, es fundamental retirar toda la arena contaminada que haya podido quedar para, después, ir añadiendo material fresco en aproximadamente unas dos terceras partes del espesor. A continuación volveremos a usar el plato vibrador para ir compactando la zona al nivel correspondiente y, después, echaremos un poco de arena adicional que iremos nivelando de manera conveniente.

La recolocación de los adoquines

Por último, tras la retirada de adoquines iremos recolocandolos de la forma más ajustada posible para lo cual es conveniente usar un martillo de goma. Cuando los hayamos puesto todos, rellenaremos y compactaremos las juntas y así daremos por terminada la intervención. Para conseguir los mejores resultados, aconsejamos confiar en los productos que ofrecemos en Prefabricados La Jara. Garantía de calidad al mejor precio y servida por los mejores profesionales del sector. No dudes y pregúntanos. Estaremos encantados de ayudarte.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search

Adoquín Abujardado